Santiago de Chile – Psicoanálisis en la ciudad

“Las nuevas psicosis”. Silvia Macri y Macarena Quiñones en el Hospital del Salvador

silviamacaEl pasado miércoles 19, en el marco de la reunión clínica del Servicio de Psiquiatría del hospital del Salvador, Macarena Quiñones y Silvia Macri, ambas miembros  del CEIP, expusieron sobre las nuevas psicosis.

A partir de dos viñetas de su clínica en el hospital, presentadas por Macarena y, tomando como referencia la provocadora frase de Lacan “todo el mundo está loco” y la categoría clínica  de “psicosis ordinaria” acuñada por J A Miller, Silvia trabajó  en primer lugar, la idea de la psicosis como deficitaria  respecto de la neurosis debido a la forclusion o no inscripción del Nombre del Padre en la estructura, que daría por resultado la imposibilidad de dar significación fálica a los fenómenos de goce, produciéndose así la significación delirante, tal como lo presenta Lacan a la altura del Seminario 3.

Se  refirió  luego al cambio en la concepción de la locura efectuado por Lacan en los años 70.

Explicó el pasaje de la clínica estructuralista a la clínica de los nudos o borromea, que supone a un hablante ser en desarmonía con la naturaleza, con dificultades para anudar los tres registros que originalmente se encuentran desanudados, con los consiguientes fenómenos de goce que el anudamiento cumpliría la función de acotar, regular o domesticar.

Se refirió al “sinthome ” como el cuarto nudo, y explicó  como para el último  Lacan el Nombre del Padre es tan solo un sinthome posible, habiendo otras soluciones o  sinthomes que podrían cumplir la misma función.

Explicó también por qué  Lacan concluye que “todo el mundo está loco”, a partir de la imposibilidad del Nombre del Padre de regular o dar significación fálica a todo el goce, quedando siempre un resto que produce inhibiciones, síntomas y angustias y del cual cada uno se defiende con sus fantasmas, conjuros, manías o mini delirios.

Las psicosis ordinarias, aquellas de difícil diagnóstico ya que no presentan claros fenómenos elementales, porque se encuentran estabilizadas, compensadas, medicadas o no se han desencadenado, dan cuenta de cómo  otros anudamientos o sinthomes permiten acotar el goce y estabilizar las psicosis, a pesar de la existencia de al forclusion del Nombre del Padre.

Se refirió también a algunos elementos que Miller llama “externalidades” y que son indicativos de psicosis a la hora de hacer un diagnóstico diferencial en las entrevistas preliminares, como la desconexión o lazo suelto o confuso con el Otro; dolores vagos en el cuerpo o dificultades de concentración, que no deberían confundirse ni con histerias ni con rumias obsesivas o bien fenómenos a nivel de la subjetividad como fijezas identificatorias.

Una de las viñetas presentada por Macarena dio cuenta muy bien de la estabilización de un psicótico por identificación a “ser músico”, que lo oriento a componer y tocar y sirvió para acotar la angustia y el constante padecimiento al que el exceso de goce lo sometía.

La charla dio lugar a múltiples preguntas en un ambiente mayormente de psiquiatras y fue valioso el aporte del Director del hospital, Dr Florenzano, quien se refirió a la frase de Lacan “no retroceder ante las psicosis” haciendo mención al coraje necesario en el trabajo con psicóticos.

El CEIP agradece al Servicio de Psiquiatría del hospital por haber brindado la posibilidad de compartir un espacio de discusión e intercambio con el psicoanálisis de la Orientación Lacaniana.

Silvia Macri.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s